8 consejos para actuar en un local de despedidas de soltera (y soltero)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Este verano he comenzado a actuar en un local de despedidas de soltería conjuntas. Imaginaos a unas cien personas de ambos sexos, en estado de embriaguez y con las hormonas desbocadas. Tratar de controlar la situación y salir ileso de este tipo de shows es un reto muy complicado. Os cuento mi experiencia, por si alguna vez os enfrentáis a este infierno de conejitas de playboy y bomberos toreros. Sigue leyendo…

1.- No pretendas hacer un monólogo

Es totalmente imposible tratar de soltar nuestro texto, ese que tenemos tan machacado, en un entorno como este. El público no guardará silencio, no habrá aplausos espontáneos, nada de nada. La gente está tan alborotada y se vuelve tan primitiva que el monólogo “al uso” debe quedar descartado. Mi truco al ver semejante percal fue guiarme por la frase “Si no puedes con el enemigo, únete a él” y opté por dejar de lado mi texto y me centré en la animación pura y dura. Debéis sacar vuestra vena showman y conseguir reconducir esos gritos y esas feromonas en una única dirección. Para eso, hay que entrar con una energía bestial y gritar un “buenas noches, cómo estáis!! no os oigo!!! más fuerteeee!!!!” y similares. Canalizar la energía de la gente y guiarla por donde nos interesa es la clave.

2.- ¿De donde sois?

Preguntar a las distintas mesas cual es su procedencia os puede ayudar a la hora de generar aplausos y cánticos a favor (o en contra) del lugar en cuestión. Si además conoces el lugar, o has actuado allí, siempre puedes hacer alguna alusión a algo típico de la zona, que levantará un aplauso, como mínimo de la mesa en cuestión.

3.- Cánticos

Los cánticos y canciones populares también funcionan bien. Cánticos conocidos del futbol, melodías conocidas, el carrascás, el badabadún, etc… canciones suficientemente universales y chorras para que todo el mundo se la sepa y cante. Que nadie se sienta desplazado, porque boicoteará el show.

4.- Pasear entre las mesas

Es muy importante que el micrófono sea inalámbrico, para que nos permita bajar y movernos entre las mesas. No es bueno estar toda la actuación entre las mesas, pero sí es bueno bajar de vez en cuando y meternos con el borracho bonachón de turno, o con la chica que no deja de gritarnos que hagamos un striptease (las hay con mal gusto, ¿verdad?). El caso es que tenemos que saber seleccionar a las personas que nos darán juego y tratar de evitar a quien seguro querrá agenciarse del micrófono y rompernos el ritmo.

5.- Hombres vs Mujeres

En este tipo de actuaciones debemos dejar nuestros prejuicios sexistas a un lado y tirar de tópicos. Aquí sí que valen. Alusiones a la conducción de la mujer, o a lo mal que apuntamos los hombres cuando meamos son básicos para poder hilar un par de chistes baratos. Cosas fáciles, sencillas, universales y participativas.

6.- Improvisación total

A pesar de todas estas pautas, la clave está en la improvisación en función de lo que ocurra. Si dos chicas se levantan para ir al baño (que lo harán) las puteamos un poco, o nos preguntamos porqué siempre van de dos en dos. Si un tio empieza a hacer un pseudostriptease intentamos que las chicas lo azuzen para que o bien se corte un pelo, o bien se atreva, con lo que tendremos un show (desagradable) paralelo. Debemos moldear nuestro espectáculo en función de lo que esté ocurriendo.

7.- Poca duración del show

Este tema dependerá del acuerdo al que llegues con la persona que te contrata, pero mi consejo es que la intervención sea lo más breve posible. Si te exigen media hora, pide la posibilidad de dividirla en dos pases y que en medio haya alguna otra actividad. Es mejor hacer 15 minutos potentes con el público participando que alargar innecesariamente el espectáculo ya que tanto ellos como ellas tienen el tiempo de saturación mermado por el alcohol y el cachondeo sin tabues. Además, recuerda que en este tipo de locales, en cuanto finaliza tu show llegan los striptease y suele haber “ansia” por este tema.

8.- No va a ser un camino de rosas

Este tipo de actuación no es muy agradecida. El público es complicado, la presión es alta y el resultado nunca será tan bueno como un espectáculo cómico en un entorno menos hostil. De todas formas, puede ser una experiencia muy divertida si consigues encontrar el punto justo de animación y energía como para empatizar con el público. Si lo consigues, prueba superada. Será duro, será complicado y puede que la primera vez que lo hagas salga mal y no quieras repetir. Pero nadie dijo que el mundo de la comedia es un camino de rosas. Si te surge la oportunidad de actuar en un local de despedidas, échale un par de gónadas y hazlo. Recuerda que las actuaciones más complicadas son las que más nos curten.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Contacta

Te responderé lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Ir a la barra de herramientas