Curso de Comedia | Artes afines
Curso de comedia es un blog sobre el mundo del humor, desde la escritura de guiones cómicos hasta la puesta en escena de espectáculos de stand-up, teatro, improvisación, televisión, radio y otros medios.
comedia, humor, risa, monólogos, victor grande, stand-up comedy, stand-up, escritura, guión, emprendedores, concursos, televisión, radio, prensa, show, espectáculo, magia
4454
post-template-default,single,single-post,postid-4454,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Artes afines

Mi amigo Kiko Pastur, gran-mago-mejor-persona, me contó una vez que existe un concepto en magia llamado “artes afines” referido a todas esas habilidades que no son exactamente magia que se muestran a veces en los espectáculos de ilusionismo. Por ejemplo, hay muchos magos que además tienen habilidades malabares y lo demuestran en un punto concreto del espectáculo.

Eso me hizo pensar que el concepto de “artes afines” también se puede aplicar a comedia y tenemos muchos ejemplos que lo corroboran. En este post hablo de las artes afines a la comedia y cómo sacarles provecho en nuestros shows. 

Definición

Podríamos definir las artes afines como todas aquellas disciplinas artísticas o habilidades que un cómico puede utilizar en su espectáculo y que poco o nada tienen que ver con la comedia pura.

Algunos ejemplos de artes afines habituales son:

 

  • Tocar un instrumento: Muchos cómicos tocan instrumentos musicales y los utilizan en sus shows. En mi caso, la guitarra es parte fundamental de la mayoría de mis shows.
  • Canto: Hay cómicos con conocimientos de canto, o simplemente buen oído musical, que les puede servir para romper el ritmo de un show de stand-up o bien para realizar un acting “cantado” si la ocasión lo requiere.
  • Magia: La magia puede ser una buena herramienta para un One Person Show o para espectáculos dirigidos a empresas, en los que uno o dos juegos de magia resultones, envueltos con una capa de comedia, pueden llamar mucho la atención.
  • Baile: Quizás no sea muy común, pero tener habilidades de baile pueden servir para momentos similares a los comentados con el canto.
  • Improvisación teatral: Hay muchos cómicos que además conocen los secretos de la impro teatral. Hay muchos juegos de impro que se pueden hacer con un solo improvisador y la colaboración del público. Rompen la rutina del texto cómico y hacen que el espectáculo sea único e irrepetible.

 

Más allá

Podríamos decir que estos ejemplos son los más típicos y comunes, pero si posees cualquier habilidad o conocimiento que pueda llamar la atención, quizás sea interesante pensar en la forma de incluirlo en el show. Os cuento algunos ejemplos que os pueden servir de inspiración.

Primero, un caso personal. Tengo la habilidad de recordar al pie de la letra los diálogos y las canciones de multitud de películas de Disney clásicas. La Sirenita, Aladdin, La Bella y la Bestia…y no solo eso, sino que me gusta cantar sus canciones y trato de hacerlo imitando a varios de sus personajes. Pues bien, esta “habilidad” la utilizo en algunos de mis bolos, cuando se ha creado buen rollo en el público y no quieren que se termine la actuación. En ese momento les propongo que me digan películas de Disney y entonces hago mis imitaciones, mezclando diálogos y fragmentos de esas canciones. Siempre hay nostálgicos de los clásicos de Disney entre el público y resulta cómico ver como empiezo a cantar y bailar entre el público imitando a Timón y Pumba, Pocahontas o al candelabro Lumiere.

No es comedia sesuda, no es humor inteligente, simplemente es un “arte afín” que aporta un punto distinto al show y que suele funcionar muy bien.

Te sugiero que pienses en tus propias habilidades. ¿Qué sabes hacer que pueda llamar la atención? ¿Eres un portento físico y puedes hacer el spagat? Demuéstralo en el escenario. ¿Puedes hablar al revés? ¿Se te da bien rapear de forma improvisada? ¿Sabes imitar voces? ¿Das más de cien toques con un balón sin que caiga al suelo?

Cualquier habilidad o rareza que creas que puede llamar la atención, puede convertirse en un arte afín para tu show de comedia.

 

Cuándo y cómo utilizarlas

Lo más importante a tener en cuenta es que un arte afín no debería aparecer al principio de un show de comedia, a no ser que sea un pilar básico del espectáculo. La forma habitual de utilizar tu arte afín es mostrarla en la segunda parte de tu espectáculo, justo antes de la traca final, en el momento previo al último bloque de comedia.

Evidentemente esta norma se puede romper. Si tu arte afín es la imitación de voces, podrás imitar voces desde el principio, pero mi consejo es que si tu espectáculo es de stand-up, no utilices todo el tiempo tu capacidad para imitar, pues podría eclipsar tus rutinas cómicas.

También puede encajar justo al final del espectáculo, pero quizás debas anunciarlo antes. Por ejemplo, a veces cuando actúo para empresas les digo al principio del número que al final voy a realizar un juego de magia. De esa forma, queda pendiente ese momento para el final, con la condición de que antes se traguen todo el material de comedia que tengo preparado. A veces, al final el número, me hago el olvidadizo y siempre hay alguien entre el público que dice “¡eh! ¿y el truco de magia?”. No falla.

 

Ventajas e inconvenientes

Creo que utilizar artes afines en un espectáculo de comedia tiene varias ventajas y quizás solo un inconveniente. Las ventajas evidentes son:

  • Sorprendes a tu público con una habilidad inesperada.
  • Rompes el ritmo monótono de un show exclusivamente de stand-up.
  • Alivias al público y los preparas para el final.

La única desventaja que le veo a la utilización de artes afines es que puedan llegar a eclipsar al resto del show. La decisión está en tu mano. Si lo que quieres hacer es un espectáculo de comedia con un pequeño bloque de artes afines, que no sea demasiado largo, que cause impacto pero que no haga olvidar el resto del show a tu público.

 

Conclusión

Las artes afines en comedia son una herramienta útil para los espectáculos unipersonales y creo que es una buena práctica conocer nuestras habilidades personales y exprimirlas en escena. En mi caso, la guitarra y mis canciones cómicas han sido siempre un sello de identidad de mis show, por lo que ya no las considero un arte afín sino una parte integral del bolo, pero cuando utilizo la magia o lo que he contado de Disney, sí las considero artes afines y he de decir que funcionan muy bien. Esta versatilidad me ha servido en más de una ocasión para conseguir nuevos bolos a raíz de demostrar al público que no solo soy capaz de hacer stand-up en un escenario.

¿Cual es tu arte afín? Déjame comentarios y lo hablamos. Gracias por leer.

About the Author /

vicgrande@gmail.com

2 Comments

  • Santiago Liébana
    31 enero, 2018

    Interesante tema. El usar artes afines creo que es de gran ayuda sobre todo en shows individuales, donde mantener durante una hora o más un nivel de energía sólo con StandUp es imposible a no ser que seas un cómico de nivelazo. Gracias por el post.

Post a Comment